Cuando hablamos de preescolares nos imaginamos que los niños a esta edad 4-6 años, suelen ser tiernos y dulces, por naturaleza, pero existen demasiados factores que pueden provocar que los niños, no son tan dulces, por si solos, y que además es nuestra obligación forjarles un desarrollo psicológico de acorde a su edad, para que su desarrollo infantil, sea lo más sano posible.

A los niños preescolares habrá que enfocarlos, a desarrollarse, desde un principio con valores desde casa, y enseñándolos a abrir sus emociones, para que crezcan dentro de un marco de libre expresión y enfocados a los buena comunicación, estos valores, serán adquiridos desde casa y reforzados en el jardín de niños, donde acudirán como  derecho, y donde reforzaran abrir sus emociones.

Hay que fomentarles su libre expresión con responsabilidad, donde no solo se sientan cómodos tras expresar su amor, su ira su vergüenza o su ansiedad, siempre teniendo en cuenta, que habrá dejarlos escoger entre lo bueno y lo malo, pero con responsabilidad, ya que dejarlos que hagan su voluntad, será a la larga sinónimo de rebeldía, y si desde pequeños se los admitimos, a la larga será casi imposible, corregirlos.

Deberán de aprender a dialogar, dialogar no significa que hablen todo el tiempo, aunque por su crecimiento, se les dará muy bien, esto de dialogar es principalmente enseñarlos a expresar sus emociones clara y concisamente, para ser escuchados, pero no avalados por rabietas y berrinches.

De igual manera hay que enfocar a estos pequeños, a poder controlar su ira, y sobre todo, a no hacerla extensa, debe comprender, escuchar, y actuar de manera pacífica, y de manera, natural, aprender a controlar su ira, le proveerá, de seguridad en su desarrollo, y en base de esa seguridad, podrá conducirse en la vida con tranquilidad, a pesar de presentarse problemas.

Los niños ante cualquier circunstancia, deben de sentirse seguros, y apoyados por sus principales figuras familiares, como lo son los padres, hermanos abuelos, y no permitir, que su psicología se vea afectada, por dos situaciones muy comunes en los padres, dejarlos hacer su santa voluntad, o reprimirlos por todo, es muy importante, criar niños seguros, confiados y amados, y la psicología, juega un importante papel dentro de la educación.

Ser adoptado por una familia homoparental, es en algunos casos extremos visto como algo malo, sin embargo, no es así este tipo de formación familiar, el avance del mundo y de la vida misma nos empieza a enseñar y a demostrar, que tan buenos padres son una familia “normal”, que una familia homoparental.

Una familia homoparental, esta constituida por el matrimonio o unión de dos personas del mismo sexo, que adoptan a un bebe o niño, sin importar su género. Numerosos estudios en Bélgica, Colombia, México, etcétera, empiezan a demostrar que los infantes pueden tener un choque emocional en cuanto se empiecen a desarrollar diferentes criterios de los mismo niños, cuando empiecen a ir a la escuela, o en la vida diaria, que vista desde un punto bien objetivo, no tendría que pasar así, si los padres o madres de estos pequeños,. Tienen la suficiente información para criar a un hijo o hija sano, y totalmente sano mentalmente, sin reproches, ni tabúes, hacia la homosexualidad de sus padres.

Si, puede ser muy difícil aceptarlo, pero la educación y compromiso al adoptar a un niño, va más allá de las preferencias sexuales de sus padres, los hijos, siempre amaran y respetaran a sus padres, siendo heterosexuales u homosexuales, eso dependerá del respeto y amor, con lo que estos niños, crecerán dentro del núcleo familiar.

No debemos generalizar, de acuerdo a lo que se ve a simple vista sobre este tipo de parejas y de familias, la sociedad tiende mucho a juzgar a las personas, sin realmente conocerlas, existen veces, que las parejas heterosexuales, tienen más deficiencias como padres, que las mismas homoparentales.

Hablar de equidad de género, puede resultar abrumador para algunas ´personas, especialmente para los hombres, que requieren ser tratados como únicos proveedores, como los jefes de familia, o inclusive, poniéndonos un poco más drásticos, se creen que el poder solo puede ser usado por los hombres, eso ya se llama de otro modo, pero hablemos de las diferencias, y ventajas de la equidad de género.

Las ventajas propiamente dichas, pudieran beneficiar más a las mujeres que a los hombres, pero no siempre es así, equidad seria, que las mujeres cobráramos en nuestros empleos, el mismo sueldo que ellos, y si, esa sería una buena idea, pero a veces cobramos menos, y trabajamos igual, si a eso le sumamos que no cobramos por el trabajo de casa, Pues aumenta la desigualdad. Sin embargo viéndolo objetivamente, los hombres cobran más, y pueden gastar más, vamos, en los gastos de la casa, por ejemplo, hay parejas que se dividen gastos, pero finalmente el hombre gasta más en la casa y en sus familias, por lo general, se ponen en balanza los gastos.

Otra ventaja, para ellos, es que no tienen que hacerse cargo de las labores de casa, pero si nosotras, casa, niños, ropa, escuelas etcétera, sin embargo, en la actualidad los hombres empiezan a desarrollar roles de cooperación en cuanto al cuidado de los hijos, o llevarlos a la escuela antes de ir al trabajo, o los fines de semana acomedirse a por lo menos hacer el desayuno o meter la ropa a, la lavadora. Ya empieza a emparejarse el trabajo de casa.

Desgraciadamente, existen en la actualidad algunas mujeres violentadas precisamente por esta no equidad de género, si, las mujeres exigen igualdad, y los hombres a veces ceden a veces no, pero confiamos que la humanidad no se divida en igualdad de géneros, sino en igualdad de humanos, las mujeres somos iguales a cualquier hombre, y no siempre somos el sexo débil, debemos de llamar a las cosas por su nombre, y algunas mujeres aprovechan estas circunstancias, para ejercer abusivamente esta igualdad que exigen.

Hay que poner en una balanza, quienes serían los beneficiados ante estas exigencias de la equidad de género.

Aún en el siglo en el que nos encontramos seguimos sufriendo situaciones de desigualdad de género, mismamente podemos encontrarnos esta circunstancia a la hora de contratar un seguro de coche, los presupuestos de las mujeres son más elevados que los de los hombres porque supuestamente la mujer conduce peor que el hombre y suele tener más siniestros con el coche. De esta manera un matrimonio siempre pondrá como tomador al marido y será éste quien vaya cogiendo las bonificaciones año tras año a pesar de que el vehículo es compartido y tanto el hombre como la mujer lo utilizan, en el caso de que éste matrimonio se separe, y ella quiera comprarse un coche propio el seguro del coche nuevo le saldrá bastante caro ya que no contará con ningún tipo de bonificación a pesar de que lleva conduciendo los mismos años que su marido.

Otra situación de desigualdad en nuestro país son las diferencias de salarios entre hombres y mujeres, según las estadísticas el salario medio de las mujeres es más bajo que el de los hombres,también llamado brecha salarial de género. Ésto puede ser debido a muchos factores, a que la mayoría de las mujeres elijan trabajar a media jornada para poder mantener a la vez las tareas domésticas y el cuidado de sus hijos, también puede ser que el salario sea inferior debido a las posibles bajas maternales de las que se beneficia una mujer y no el hombre, en este caso. También debido a que la mujer normalmente trabaja durante un periodo de tiempo ininterrumpido inferior al  del hombre.

Sin embargo en mi opinión es que esta diferencia salarial se debe a una desigualdad de género sexista que debería modificarse lo más rápido posible, ya que el trabajo realizado por una mujer es el mismo que el que realiza el hombre, entonces ¿Porqué debe cobrar menos una mujer en un mismo puesto de trabajo que el hombre?

La igualdad es un derecho recogido constitucionalmente, la igualdad se crea en la vida diaria. Para que toda la sociedad llegue a estar concienciada realmente de lo que es  igualdad de género, y de lo que nos beneficia a todos,  habría que empezar desde la escuela, enseñando a los más pequeños que tanto niñas como niños son exactamente iguales, que las niñas no tienen porqué vestir de rosa y jugar a las muñecas y que los niños no tienen que hacerlo de azul y jugar al fútbol necesariamente. Es un objetivo muy difícil que hay que iniciarlo desde la niñez.

Muchas familias sin darse cuenta cometen el error de educar de una forma muy distinta a sus hijos si son del sexo masculino o femenino. Cuantas veces nos hemos encontrado con la típica situación en la que a la hora de recoger la mesa después de comer la madre pide ayuda a su hija, mientras que su marido e hijo se quedan reposando la comida sin ayudar en absolutamente nada. Esto es debido a la educación que tanto la madre como el padre han recibido, las mujeres se dedican a la limpieza, a la comida y al hogar , esté además trabajando fuera de casa o no. Mientras que el hombre normalmente trabajador no realiza ninguna tarea doméstica en casa. Estas costumbres seguirán transmitiéndose generación a generación , es por eso por lo que cuesta tanto implantar la igualdad de género en la sociedad , ya que las familias que han sido así educadas seguirán educando de esta manera a sus descendientes.

También hay que hacer comprender que el que un hombre te deje paso, te ceda el asiento en un autobús, se haga cargo de los pesos más pesados , no es contrario a la igualdad de género, la caballerosidad puede estar ligada a la misma.

La integración de la igualdad de género en la vida diaria conlleva mejoras para la toda la población, así como para los municipios y diputaciones provinciales, y otras organizaciones que ofrecen servicios financiados públicamente.

Con un sencillo ejemplo vamos a ver los beneficios que supondría la implantación de igualdad de género en un hecho tan simple como el quitar la nieve de la acera por donde circulan los peatones tiene diferentes consecuencias para hombres y mujeres (en el caso de ciudades en las que nieve habitualmente). El número de accidentes debido a un suelo resbaladizo ocasionado por la nieve es tres veces superior en mujeres que en hombres, el coste del servicio hospitalario cuesta el doble que la limpieza de las calles para despejar la nieve, según estos datos estaríamos ante un caso de prioridad masculina  ya que en primer lugar se limpian las carreteras por las cuales circulan vehículos conducidos generalmente por hombres, después se limpian las calles amplias que conducen a  grandes empresas donde predomina el género masculino como trabajador.

La conclusión es que es más difícil llegar a un trabajo a pie que conduciendo cuando existe nieve o el suelo está muy resbaladizo, por lo que se debería dar prioridad a la limpieza de las calles por la que circulan más mujeres que hombres, y también a la limpieza de las calles amplias que llevan a trabajos en los que predominan más mujeres que hombres como los colegios y los hospitales, si le damos la vuelta y analizamos la situación de esta manera, para el municipio resulta más caro limpiar la nieve en este orden sin embargo la ciudad se vuelve más accesible para todos. Todos llegarían antes al trabajo sean del sexo que sean y la eficiencia y productividad se vería aumentada.

Al final los costes acabarían reduciéndose al implantar las medidas con igualdad.

Suele decirse que los maestros y profesores que tienen una mayor felicidad en su puesto de trabajo y que logran desarrollar el día a día con más éxito son aquellos que han llegado a las escuelas e institutos merced a un claro impulso vocacional.

Esta pasión por su trabajo es lo que llevó a una profesora que imparte sus clases en el barrio sevillano de las Tres mil viviendas a sacar a sus alumnos del aula para llevárselos hasta el centro de la ciudad hispalense. Y es que muchos jamás habías pisado siquiera una librería ni otros espacios culturales.

No hay que olvidar que en este barrio viven muchos niños que se encuentran en riesgo de exclusión social y cuyas vidas quedan acotadas a la sombría rutina que acontece exclusivamente al sur de la capital de Andalucía. Es en este escenario donde muchos profesionales docentes optan por tragar saliva cuando conocen que son destinados a una de las zonas con pero crónica de toda España.

Y es cierto que puede ser duro y dificultoso desarrollar las clases con normalidad en un escenario adverso y en un clima poco propenso para que los niños se preocupen exclusivamente de aprender. Pero es ahí donde el buen docente da un paso al frente, como le ocurrió a esta profesora, que rompió las reglas rutinarias y descubrió nuevos caminos a los jóvenes.

Hay educadores, maestros, profesores, voluntarios y psicopedagogos que se mojan y luchan por las personas en las Tres mil viviendas. Ellos son quienes construyen un mejor barrio y quienes ponen las semillas para una mejor convivencia. En ocasiones, los niños simplemente sufren una falta de comprensión y un discurso que no está adaptado a sus condiciones socioculturales. Pero hay que tener en cuenta que estos profesionales de la educación se esfuerzan, por ejemplo, por enseñar a montar en bicicleta, por instar a los niños a que se duchen sin falta, a que facilitarles libros para que descubran nuevos universos, a programar salidas culturales que muestren más luces fuera del simple centro educativo y del barrio… y en definitiva, a luchar por el porvenir de cada uno de los niños a través de la formación social y la psicopedagogía.

Trabajar con firmeza, cariño y seriedad en el campo de la formación social y la psicopedagogía dará el día de mañana los frutos de una sociedad mejor que todos disfrutaremos. Es sin duda un reto que cada país debe saber afrontar con la máxima responsabilidad.

Un buen ejemplo del amor a la educación y a la formación social, que seguro que tenemos en nuestro imaginario cultural, es el de John Keating, el profesor de ‘El club de los poetas muertos’. En la estricta y oscura vida del centro educativo Welton, en el que los jóvenes desarrollan su día a día, se cuela la luz de un nuevo educador que trae unos mecanismos y métodos totalmente distintos.

trabajo socialY es que educar y llevar a cabo la formación social también es lo que hace el personaje al que da vida Robbie Williams, quien abre nuevas perspectivas existenciales en sus alumnos, quien insta a sus pupilos a pensar y a orear la mente.

La vida en Welton, hasta la llegada de Keating, se sostenía en cuatro premisas: excelencia, honor, disciplina y tradición. Pero el nuevo profesor ejerce de formador social y va más allá de las reglas y del simple guión del temario que a priori debería seguir. Además de impartir conocimientos, también enseña una especie de manual de vida.

Keating logra que los jóvenes se redescubran a sí mismos. Haciéndoles ver que la muerte es una realidad, los está obligando a tener que vivir. El profesor ejerce de psicopedagogo y guía a sus discípulos por un nuevo sendero, el del carpe diem, el de ser conscientes de que sólo se vive una vez y hay que paladear los placeres de la vida y apreciar con espíritu noble y sensible terrenos tan hermosos como la poesía. La ruptura de los cánones tradicionales y el sello del formador social quedan evidenciados en la escena en la que los alumnos se suben en sus pupitres para contemplar la vida desde otra altura, desde otra perspectiva.