Mis papas son homosexuales

Ser adoptado por una familia homoparental, es en algunos casos extremos visto como algo malo, sin embargo, no es así este tipo de formación familiar, el avance del mundo y de la vida misma nos empieza a enseñar y a demostrar, que tan buenos padres son una familia “normal”, que una familia homoparental.

Una familia homoparental, esta constituida por el matrimonio o unión de dos personas del mismo sexo, que adoptan a un bebe o niño, sin importar su género. Numerosos estudios en Bélgica, Colombia, México, etcétera, empiezan a demostrar que los infantes pueden tener un choque emocional en cuanto se empiecen a desarrollar diferentes criterios de los mismo niños, cuando empiecen a ir a la escuela, o en la vida diaria, que vista desde un punto bien objetivo, no tendría que pasar así, si los padres o madres de estos pequeños,. Tienen la suficiente información para criar a un hijo o hija sano, y totalmente sano mentalmente, sin reproches, ni tabúes, hacia la homosexualidad de sus padres.

Si, puede ser muy difícil aceptarlo, pero la educación y compromiso al adoptar a un niño, va más allá de las preferencias sexuales de sus padres, los hijos, siempre amaran y respetaran a sus padres, siendo heterosexuales u homosexuales, eso dependerá del respeto y amor, con lo que estos niños, crecerán dentro del núcleo familiar.

No debemos generalizar, de acuerdo a lo que se ve a simple vista sobre este tipo de parejas y de familias, la sociedad tiende mucho a juzgar a las personas, sin realmente conocerlas, existen veces, que las parejas heterosexuales, tienen más deficiencias como padres, que las mismas homoparentales.