Los niños y el uso de la tecnología

Partiendo del punto que el uso de la tecnología se ha convertido hoy en día en un medio de comunicación y de contacto masivo, y que os ayudáis a mantener en contacto permanente, sobre todo con vuestros hijos, es imprescindible su uso. El detalle está en el uso y el abuso de los mismos.

En este punto es donde los padres nos hacemos la gran pregunta ¿es realmente necesaria la exposición hacia los medios virtuales? ¿Cuál es la edad idónea a ser introducida, este tipo de medios,  en la vida de nuestros hijos?

Existen diversos estudios en donde se señala que el uso de las tecnologías  no es dañina en la educación y el quehacer diario de nuestros hijos, es el tiempo de exposición a los mismos lo que perjudica el uso de estos dispositivos. Allí es donde debe estar el cuidado y la atención. Se establece que el aumento ha sido visible notablemente, pasando de 30 horas de uso a más de 45 horas semanales, entre los diferentes presentaciones de dispositivos utilizados actualmente, videojuegos, reproductores de música, teléfonos celulares, tabletas, televisión.

¿Quiénes son los más vulnerables?

Aquellos niños que crecen en hogares en donde la comunicación es nula, además de hostil, y estos tienden a huir de este mundo que los abruma, tienden con mucha más facilidad a refugiarse en estas nuevas tecnologías y de cierto modo creando un mundo alterno en donde se sienten cómodos.

Aquellos chicos que crecen con un autoestima muy por debajo de lo normal, debido a ciertos factores o condiciones propias de cada familia, niños maltratados y molestados por parte de sus propios padres, familiares o amigos en sus escuela.

La adolescencia como tal también es una etapa en la vida en donde la persona experimenta ciertos cambios,  búsqueda de una personalidad única, en este momento es donde podrán  sentir la necesidad de identificarse con algo más y se podrán ver sumidos en estas redes de la tecnología en donde crearan en muchas ocasionan hasta personalidades irreales de ellos mismos, escapando de su propia realidad.

¿En qué momento os podéis percatar que es una adicción?

Cuando el niño presenta síntomas como en aquellos casos en adicción a sustancias como el alcohol o las drogas, su prioridad es única y exclusivamente estar al tanto de los dispositivos, como teléfonos o video juegos, cuando vemos que el niño deja de lado tareas básicas como dormir y comer, así como dejar de hacer sus necesidades elementales, cosas que anteriormente les hacían sentir placer como jugar con amigos pasa a segundo plano.

Se aísla del resto de la familia, se vuelve irritable, utiliza métodos inapropiados para lograr encontrar su satisfacción, es decir, cuando pierde un teléfono halla la forma de recuperarlo de cualquier modo, así sea robando, o si necesita un juego superior al que tiene, hurtando consigue la forma de encontrarlo.

En estos casos es en donde debéis estar atentos a estos tipos de señales, identificarlas y tomar medidas preventivas. Es preciso que vosotros sepáis que es muy fácil crear adicción a este tipo  de tecnologías, ¿Por qué razón? Porque crean una sensación de satisfacción y placer en nuestro cerebro, allí es donde radica el problema.

¿Cómo debéis controlar este tipo de situación?

¿Está en vosotros controlarla? Si, existen muchísimas alternativas para evitar y no permitir que vuestros hijos creen dependencia hacia los dispositivos tecnológicos, como limitar el tiempo de uso de estos, realizando horarios para los mismos, en aquellos casos en donde podéis controlar el acceso, como por ejemplo en los teléfonos, colocar paquetes más restringidos, y además controlar el acceso a páginas inadecuadas tanto en las computadoras como en las cableteras de televisión.

Crear relaciones más estrechas con vuestros hijos, mayor comunicación, y realizar actividades extras que lo ayuden a alimentar su personalidad y crecer emocionalmente, así como el cuido de lo que visualizan en la televisión y sobre todo en el internet.

Nunca debéis dudar de buscar ayuda en caso de que sea necesario, el apoyo de personas especializadas en el tema siempre servirán de refuerzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *