Huertos urbanos en Madrid. Pedagogía solidaria.

Poseer un huerto que a su vez le dé un preciado sentido natural a su entorno y que lo convierta en un lugar ecológico en el cual sea posible obtener lechugas, zanahorias e incluso tomates sin la necesidad de estar pendientes de su cuidado es ahora posible, gracias a un proyecto establecido por la organización de Montemadrid, ya que la modalidad de este magnífico proyecto es el alquiler de parcelas por un módico precio de 55 euros mensuales por cuidados y terreno. El objetivo es el fomentar la actividad para las personas que sufren discapacidad, las cuales se encuentran integradas al centro, para ello cuentan con la participación de empresas como Fontaneros Madrid, para hacer posible dicho proyecto.

Esta nueva función ha sido propuesta e inaugurada por el Centro Ponce de León, el cual se encuentra localizado en el distrito de Usera, ahí se manejan los problemas de personas con deficiencia auditiva y la integración de personas que presentan alguna otra discapacidad.

El éxito que ha tenido este tipo de centros es increíble, además de su larga trayectoria con fundaciones, ha trabajado de la mano con ayuda de empresas como las de cerrajeros Malaga, pues poseen un camino ya de más de 40 años realizando este tipo de labores con personas discapacitadas, albergando más de 400 infantes en la actualidad.

La estructura del centro Ponce de León, le permite tener una sección especializada en el empleo para las personas discapacitadas que posean habilidades en el área de artes gráficas, además de establecer un área ocupacional de recreación que hasta el momento cuenta con 54 usuarios.

Es el sentimiento de integración de las personas discapacitadas con la naturaleza el que motivó a los directores del programa social, además, los centros creados también son una forma de darle descanso al medio ambiente y una manera de aportarle el sabor “original” a los productos cosechados, debido al buen trato que obtendrán.

Esta es una manera de sacar provecho tanto a la sociedad, para la cual se establecerá un aporte, tanto monetario como social, y el uso de terrenos que prácticamente estaban abandonados, algo que en su momento también quiso realizar la empresa Electricistas Madrid con su servicio.