El paraguas de la psicopedagogia

Los niños, los adultos y los ancianos no dejan de aprender hasta la muerte; la realidad es que siempre hay cosas que descubrir mientras se está con mi vida y mientras se sigue formando parte del camino. Pero las condiciones en las que se produce el aprendizaje del individuo encierran una alta complejidad que en ocasiones ignoramos y que convendría tomar más en serio.

psicopedagogiaEs en este escenario que comentamos donde implanta todo su poder la psicopedagogía, que no es otra cosa que una disciplina aplicada que se afana por estudiar cómo la condición humana experimenta los procesos de aprendizaje en determinados contextos.

Diferentes campos de estudio conviven bajo el paraguas de la psicopedagogía. Por un lado, la parcela de la psicología se desarrolla en diferentes vertientes: evolutiva, del aprendizaje, cognitiva y general. También forman parte del entramado de la psicopedagogía otras disciplinas como la psicolingüística, la epistemología, la sociología, la pedagogía o la didáctica.

Así, no hay que menospreciar el papel de la psicopedagogía en la educación especial, en el trato con personas en riesgo de exclusión social, en la implementación de programas educativos, en el desarrollo de políticas educativas, en la confección de terapias educativas, en la potenciación de las capacidades de personas con problemas físicos o psíquicos.

La psicopedagogía y la formación social se desenvuelven en unas áreas de desarrollo amplias. Así, es importante prestar una especial atención a la diversidad del estudiantado o del objeto de trabajo, reconociendo que siempre existe una heterogeneidad que obligará a actuar con la lupa puesta en cada caso.

Incentivar la vocación del individuo, reforzar sus potencialidades y abrir nuevas vías de desarrollo personal son otras de las premisas, por lo que la orientación intelectual, académica y laboral debe ser mimada. En un contexto en el que el estudiante es el protagonista, realizar una tutoría idónea puede reportar numerosos beneficios y educar al joven en una escala de valores y de evolución vital.