Educando preescolares

Cuando hablamos de preescolares nos imaginamos que los niños a esta edad 4-6 años, suelen ser tiernos y dulces, por naturaleza, pero existen demasiados factores que pueden provocar que los niños, no son tan dulces, por si solos, y que además es nuestra obligación forjarles un desarrollo psicológico de acorde a su edad, para que su desarrollo infantil, sea lo más sano posible.

A los niños preescolares habrá que enfocarlos, a desarrollarse, desde un principio con valores desde casa, y enseñándolos a abrir sus emociones, para que crezcan dentro de un marco de libre expresión y enfocados a los buena comunicación, estos valores, serán adquiridos desde casa y reforzados en el jardín de niños, donde acudirán como  derecho, y donde reforzaran abrir sus emociones.

Hay que fomentarles su libre expresión con responsabilidad, donde no solo se sientan cómodos tras expresar su amor, su ira su vergüenza o su ansiedad, siempre teniendo en cuenta, que habrá dejarlos escoger entre lo bueno y lo malo, pero con responsabilidad, ya que dejarlos que hagan su voluntad, será a la larga sinónimo de rebeldía, y si desde pequeños se los admitimos, a la larga será casi imposible, corregirlos.

Deberán de aprender a dialogar, dialogar no significa que hablen todo el tiempo, aunque por su crecimiento, se les dará muy bien, esto de dialogar es principalmente enseñarlos a expresar sus emociones clara y concisamente, para ser escuchados, pero no avalados por rabietas y berrinches.

De igual manera hay que enfocar a estos pequeños, a poder controlar su ira, y sobre todo, a no hacerla extensa, debe comprender, escuchar, y actuar de manera pacífica, y de manera, natural, aprender a controlar su ira, le proveerá, de seguridad en su desarrollo, y en base de esa seguridad, podrá conducirse en la vida con tranquilidad, a pesar de presentarse problemas.

Los niños ante cualquier circunstancia, deben de sentirse seguros, y apoyados por sus principales figuras familiares, como lo son los padres, hermanos abuelos, y no permitir, que su psicología se vea afectada, por dos situaciones muy comunes en los padres, dejarlos hacer su santa voluntad, o reprimirlos por todo, es muy importante, criar niños seguros, confiados y amados, y la psicología, juega un importante papel dentro de la educación.