Aún en el siglo en el que nos encontramos seguimos sufriendo situaciones de desigualdad de género, mismamente podemos encontrarnos esta circunstancia a la hora de contratar un seguro de coche, los presupuestos de las mujeres son más elevados que los de los hombres porque supuestamente la mujer conduce peor que el hombre y suele tener más siniestros con el coche. De esta manera un matrimonio siempre pondrá como tomador al marido y será éste quien vaya cogiendo las bonificaciones año tras año a pesar de que el vehículo es compartido y tanto el hombre como la mujer lo utilizan, en el caso de que éste matrimonio se separe, y ella quiera comprarse un coche propio el seguro del coche nuevo le saldrá bastante caro ya que no contará con ningún tipo de bonificación a pesar de que lleva conduciendo los mismos años que su marido.

Otra situación de desigualdad en nuestro país son las diferencias de salarios entre hombres y mujeres, según las estadísticas el salario medio de las mujeres es más bajo que el de los hombres,también llamado brecha salarial de género. Ésto puede ser debido a muchos factores, a que la mayoría de las mujeres elijan trabajar a media jornada para poder mantener a la vez las tareas domésticas y el cuidado de sus hijos, también puede ser que el salario sea inferior debido a las posibles bajas maternales de las que se beneficia una mujer y no el hombre, en este caso. También debido a que la mujer normalmente trabaja durante un periodo de tiempo ininterrumpido inferior al  del hombre.

Sin embargo en mi opinión es que esta diferencia salarial se debe a una desigualdad de género sexista que debería modificarse lo más rápido posible, ya que el trabajo realizado por una mujer es el mismo que el que realiza el hombre, entonces ¿Porqué debe cobrar menos una mujer en un mismo puesto de trabajo que el hombre?

La igualdad es un derecho recogido constitucionalmente, la igualdad se crea en la vida diaria. Para que toda la sociedad llegue a estar concienciada realmente de lo que es  igualdad de género, y de lo que nos beneficia a todos,  habría que empezar desde la escuela, enseñando a los más pequeños que tanto niñas como niños son exactamente iguales, que las niñas no tienen porqué vestir de rosa y jugar a las muñecas y que los niños no tienen que hacerlo de azul y jugar al fútbol necesariamente. Es un objetivo muy difícil que hay que iniciarlo desde la niñez.

Muchas familias sin darse cuenta cometen el error de educar de una forma muy distinta a sus hijos si son del sexo masculino o femenino. Cuantas veces nos hemos encontrado con la típica situación en la que a la hora de recoger la mesa después de comer la madre pide ayuda a su hija, mientras que su marido e hijo se quedan reposando la comida sin ayudar en absolutamente nada. Esto es debido a la educación que tanto la madre como el padre han recibido, las mujeres se dedican a la limpieza, a la comida y al hogar , esté además trabajando fuera de casa o no. Mientras que el hombre normalmente trabajador no realiza ninguna tarea doméstica en casa. Estas costumbres seguirán transmitiéndose generación a generación , es por eso por lo que cuesta tanto implantar la igualdad de género en la sociedad , ya que las familias que han sido así educadas seguirán educando de esta manera a sus descendientes.

También hay que hacer comprender que el que un hombre te deje paso, te ceda el asiento en un autobús, se haga cargo de los pesos más pesados , no es contrario a la igualdad de género, la caballerosidad puede estar ligada a la misma.