Aunque la igualdad de género ha evolucionado favorablemente a lo largo de los años, es cierto que aún existen algunas diferencias entre hombres y mujeres.

Hace ya muchos años que la mujer también desarrolla carreras universitarias y dedica parte de su vida a estudiar y prepararse para poder tener un futuro laboral, cosa que antes sólo estudiaban los hombres y eran ellos los que traían el dinero a casa , mientras que las mujeres se dedicaban a ser amas de casa, cuidar y criar a sus hijos , llevar a la familia…etc.

prejuicios-generoNo obstante ante este gran cambio hoy día también podemos ver algunas situaciones en las que las mujeres  pierden oportunidades laborales tan sólo por el hecho de ser mujer, también existen casos en los que una mujer trabajadora tiene diferencias con sus compañeros varones en el trabajo, no se las tiene en cuenta para los ascensos,  incluso se les llega a pagar menos salario que a sus compañeros.

Otra diferencia importante es la discriminación de la mujer trabajadora  a la hora de formar una familia, una mujer embarazada no sale rentable para una empresa privada es por eso por lo que se lo piensan mucho antes de contratar a una mujer, son pocas las empresas que respetan los meses de maternidad,  algo que debería cambiar en España.

Debido a esta presión y a la falta de comprensión en cuanto a que las trabajadoras quieran formar una familia está llevando a muchas madres a dejar el trabajo debido a la incompatibilidad de horarios.

Actualmente no sólo las madres disfrutan de un determinado periodo de maternidad para cuidar de sus hijos recién nacidos, también los padres disponen de días libres en el trabajo en caso de paternidad , una medida muy positiva para los ciudadanos y que mejora bastante la igualdad de género en España.

Es una equivocación pensar que la igualdad de género sólo afecta a las mujeres, puesto que la igualdad de género beneficia a todo el mundo, tanto a hombres como a mujeres, y esto es porque según estudios realizados si existe diversidad de empleados en un equipo ayuda a estimular la creatividad, la iniciativa, la agudeza , el dinamismo y el ingenio en el trabajo a la hora de desarrollar las actividades en grupo ya que las diferencias entre sexos aportan una suma de conocimientos, habilidades y experiencias distintas

Un dato interesante e importante saber es que las mujeres controlan el 70% del gasto en el consumo económico a nivel mundial, por eso es muy beneficioso que las mujeres también dispongan de trabajo y contrato laboral en las mismas condiciones que los hombres, si hubiera más mujeres en puestos directivos y de decisión se reflejaría de forma más clara las necesidades que afectan  al mercado y habría mayor información sobre el comportamiento de la economía.

La existencia de medidas laborales flexibles así como de la igualdad de género en una empresa dan resultados muy favorables en todos los aspectos, podemos decir que este beneficio es rentable, pues se ahorra coste y se maximiza la productividad.

Lo mejor es que conseguir estos resultados puede ser muy fácil estableciendo políticas de selección de personal , oportunidades de ascenso equitativas tanto  para hombres como para mujeres, mejorando las instalaciones en el trabajo por ejemplo separando los servicios y vestuarios de los hombres del de las mujeres, apoyando la maternidad…etc.